Cinco cuidados básicos para proteger tu piel este verano

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y por ende necesita más cuidados.

Exfoliación:

Nuestra dermis está llena de células que mueren cada 28 días aproximadamente, por ello es de suma importancia eliminarlas con la ayuda de la exfoliación para así renovar la piel.

Exfoliar la piel es un cuidado básico, no solo en verano, sino que también durante todo el año. Lo ideal es realizar un tratamiento completo de exfoliación para eliminar todas las células muertas de la piel, y que esta última pueda renovarse en su totalidad, sin embargo, el uso de cremas o productos para exfoliar naturalmente, ayuda a solventar esta gran necesidad.

Hidratación y limpieza:

Una de las zonas más delicadas de la piel, específicamente en el rostro, es el contorno de los ojos, el cual se debe hidratar con mucho cuidado.

Después de realizar el proceso de exfoliación, es imprescindible hidratar bien la piel, y no solo con las rutinas diarias que se deben seguir, sino con algún tratamiento más profundo, tanto para la cara como para el resto del cuerpo. Para muchos especialistas, es de suma importancia utilizar una buena crema hidratante, ya que es una regla básica del cuidado de una piel sana, sobre todo en épocas de calor y sequedad, donde el ambiente pierde humedad, también para protegerla de los equipos de aires acondicionados.

Para finalizar, la piel, especialmente la de la cara, debe limpiarse todas las noches quitando los restos del maquillaje y de los distintos cosméticos. Si se mantiene este ritual, se puede fácilmente lucir una piel sana y bonita.

Bloqueador solar:

El sol es el principal productor del cáncer de piel.

Cada día el sol se siente más fuerte y el cuidado y la protección de la #piel se vuelven más importantes. Es de suma importancia el uso de bloqueadores solares. Cuando una piel es dañada por los rayos UV se producen diferentes procesos y cambios celulares debidos a la aparición de mediadores de la inflamación, como prostaglandinas y citoquinas, que son sustancias encargadas de “atraer” a las células de nuestra defensa, como lo son los linfocitos, neutrófilos, entre otros, de este modo se intenta reparar el daño causado por el sol.

Para el correcto uso del bloqueador, elige uno que tenga, mínimo, FPS 50+ para evitar los daños del sol. Entre más claro sea el tono de tu #piel, más factor de protección solar (FPS) debes buscar.
Realizar una primera aplicación unos 20 minutos antes de exponerse al sol.
En condiciones extremas (playa, campo) repite la aplicación cada dos horas MÍNIMO. En condiciones normales (casa, oficina, interiores) aplica el producto cada cuatro horas.
Recuerda que debes poner bloqueador solar en cualquier parte de tu cuerpo que esté expuesta al sol. Recuerda cubrir tu nariz y orejas. Si vas a estar en condiciones extremas aplica en los dedos, manos y pies. No olvidemos los labios, usando bálsamo con FPS.

Una dieta equilibrada:

Durante el verano nuestro cuerpo agradecerá que tomemos comidas ligeras y refrescantes.

Los principales alimentos que debemos consumir son los que poseen alto contenido en agua, vitaminas, minerales y fibra que nos ayuden a combatir las altas temperaturas y a sentirnos bien.

Debemos consumir todos los grupos de la pirámide alimenticia, dejando como prioridad las frutas, verduras, y las recetas frías. Elegimos aceite de oliva extra virgen para cocinar y aliñar, así como también reduciremos las comidas grasientas y frituras que pueden hacer más pesada la digestión y a su vez aportan un mayor contenido en calorías. El aporte proteico lo conseguiremos a través de lácteos, carnes, pescados, huevos, legumbres, cereales y frutos secos.

Se recomienda recurrir a los productos de temporada y garantizar una adecuada hidratación, sobre todo en las horas de más calor bebiendo agua regularmente.

Evitar el uso y consumo de alcohol:

Cuanto más se modere el consumo de alcohol, mejor para la #piel.

Los perfumes y colonias tienen alcohol, el cual no es bueno para la salud de la piel. Estos productos pueden causar diferentes manchas en la piel, a su vez puede producir irritación en zonas más frágiles, lo ideal sería utilizarlo exclusivamente en la noche, o cambiar el perfume por una fragancia sin alcohol.

Además es primordial reducir el consumo del tabaco y el alcohol, cuyo consumo acelera la degradación natural del colágeno de la dermis, que acontece con la edad, adelantando la aparición de arrugas y manchas.

1 Comment
Leave a comment